Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

Alianza: 3. Adiós

Imagen
¡Ey!
Estoy aprovechando que estoy inspirada para ponerme al día con las historias. Éste capítulo he de decir que me ha encantado. Me ha gustado mucho tanto escribirlo como volverlo a leer, siento que poco a poco las cosas van a comenzar a caminar para Freya, ojalá todo le vaya bien y no tenga más disgustos, aunque uno nunca sabe... ya sabes que los personajes a veces toman sus propias decisiones y el escritor tan sólo debe aceptar como un padre que ve que sus hijos toman sus decisiones.
En fin, sin más... te dejo con el capítulo.



Infiltrados: Tres

Imagen
¡Aquí sigo con las actualizaciones!
Éste capítulo me ha costado un poco, porque honestamente comencé ésta historia con una idea vaga, no la tenía muy desarrollada y tampoco es que se me de muy bien escribir cosas sobre suspense o misterio, pero estoy esforzando al máximo para que puedas disfrutarlo.
No dudo que vaya a terminar dentro de poco, quizás dos o tres capítulos más, pero bueno... como dicen "lo bueno viene en frascos pequeños".
Sin más... te dejo con el capítulo.


¡Escógeme!: Siete

Imagen
¡Hola!
Aquí traigo el siguiente capítulo de ¡Escógeme!
Siento tardar tanto en publicar pero he tenido un bloque absoluto con ésta historia, así que se me ha hecho un poco cuesta arriba. ¡En fin!
Sin más te dejo con el capítulo.
¡A leer!

Siete:

Ninguno de los dos decía nada, tan sólo se sujetaban las manos mientras veían como el avión se iba elevando poco a poco del suelo. Su viaje había terminado antes de tiempo y no podían hacer nada para evitarlo. No después de esa llamada...

Info

Imagen
¡Hola!
Aquí vuelve un pequeño paréntesis de el funcionamiento normal del blog para hablar de unas cositas...

Llevo pensando durante un tiempo como podría hacer para convertir el blog en algo más humano, no tan sólo de escribir y colgar historias como si fuera un trozo de carne. Obviamente éste blog seguirá siendo puramente de historias, sin nada más ni nada menos, pero nunca en las entradas he hablado contigo, tan sólo he colocado la historia y listo... y eso no sé, ahora veo que no está del todo bien.
Es verdad que cada una (tanto Mia como una servidora) tenemos nuestros blogs personales y ahí divagamos de lo lindo, pero quería darle un toque más humano a éste.

Bueno, realmente era ésto lo que quería decir. Más que nada para que no te vayas a sorprender si de golpe te digo algo... espero que ahora que modifico este pequeño detalle la cosa esté un poco más ¿movida? No sé, ya se irá viendo poco a poco.

Sin más... ¡sigue leyendo!

¡Escógeme!: Seis

Seis:

La piel de su ángel era tan delicada como un cristal, aunque tan maleable como una plastilina. Aún podía ver las huellas de la pasión en su espalda, las marcas de sus manos en sus pechos, caderas y sus besos bien tatuadas en la ingle, clavícula y cuello. Una parte primitiva que desconocía le había hecho hacérselo, quería dejar constancia que habían hecho el amor y no de una forma distante y animal. En cada roce, cada gemido y caricia se podía notar la necesidad, era como si sus cuerpos hubieran estado llamándose uno al otro durante décadas. En cierto modo él ya lo sabía. Esa mujer había estado hecha para él, pero un seguido de malas decisiones le habían alejado de su lado. Ahora sabía que mantener las manos lejos de su escultural y sexual cuerpo le llevaría más concentración y control que del que ya tenía. Después de todo durante los días pasados, tan sólo se podía imaginar yaciendo a su lado, oía en su cerebro sus implóros y lloriqueos y secretamente se acariciaba en la ducha, …

Alianza: 2. Convenio

2. Convenio:

La esperanza no viene en forma de dinero o de trabajo. Viene en forma de hombre. O eso pensó cuando vio como aquel sujeto se alejaba de ella con los hombros echados para delante y la cabeza baja. No entendía el por qué de esa iluminación, pero algo en aquella forma tan curiosa de conocerse le dijo que Kaile le ayudaría a pasar por aquel amargo camino.

Infiltrados: Dos

Dos:

Cuando la puerta se cerró tras ellos, el gato les fue a saludar y se dejaron caer en el sofá, se dieron cuenta que no habían cruzado palabras desde que salieron de la oficina. Y era algo raro. Por mucho que fueran agentes especiales, amigos de toda la vida y pareja, entre ellos las charlas largas sin ningún significado eran obligatorias, y más si había algo que decir. Por eso, que el silencio gobernara en aquel salón tan cálido era signo de que algo iba mal. Y ninguno de los dos tenía que ser muy listo para adivinar el motivo. Maeva debía ir a una misión peligrosa y Killian debía prepararle. ¿Qué clase de broma era esa? Él se levantó molestó y comenzó a lanzar las sillas y cojines al suelo. De sus labios gruesos no salió ningún comentario, pero todo su porte vikingo dejaba claro que no se le podía interrumpir. Necesitaba sacar su furia de alguna forma y por mucho que algún amigo le dijera que las esposas estaban para detener su enojo, él no quería cargar su enfado sobre ella, de…